Receta de huevos fritos con aceite aromatizado de trufa




Los huevos fritos constituyen uno de los platos preferidos de la mayoría de las

personas, y se consumen en numerosos lugares del mundo. Es un básico de la cocina

popular, y probablemente lo primero que preparamos todos esa primera vez cuando nos

iniciamos en la cocina. Tras ese intento comprendemos que, aunque parece fácil, freír

un huevo tiene su truco. Además, la receta de huevos fritos se presta a muchas

variantes, como por ejemplo la que proponemos aquí, con un toque especial y

diferente gracias al aceite aromatizado de trufa.

Aceite aromatizado de trufa: un aliado en la cocina

Los aceites aromatizados, en general, tienen cada vez más presencia en la gastronomía y

en nuestras cocinas particulares. Se pueden encontrar de muchos tipos, pero el que

vamos a destacar ahora es el de trufa, que se caracteriza por un aroma y un sabor

intenso, delicioso para acompañar diversos platos. Es ideal, por ejemplo, para

enriquecer pastas, arroces, verduras, pescados, carnes, carpaccios, ensaladas…

Prácticamente cualquier preparación. Y por supuesto, es una opción perfecta para

aderezar unos huevos fritos de toda la vida y darles un extra de sabor.

Ingredientes para una receta de huevos fritos

En esta receta vamos a incluir una guarnición de patatas fritas porque, sin lugar a duda,

son el tándem perfecto para un plato de huevos fritos. La recomendación es que,

para platos sencillos y con pocos ingredientes como este, utilicemos materias primas

de la mejor calidad, porque el resultado merecerá la pena y lo disfrutaremos mucho

más.

 4 huevos, preferiblemente de corral, y frescos, es decir, que hayan pasado pocos días

desde que los hemos comprado.

 2 o 3 patatas.

 1 cebolleta.

 Jamón serrano.

 Aceite de oliva virgen extra aromatizado con trufa blanca Olivar de Castro.

Preparación

La preparación es bien sencilla. Empezaremos pelando y laminando las patatas y la

cebolleta. Las freímos en una sartén con aceite muy caliente hasta que estén ligeramente

doradas y crujientes. Las sacamos del fuego, y dejamos sobre papel absorbente para

retirar el exceso de aceite. Después, reservamos donde no se enfríen. A continuación,

freímos los huevos en aceite de oliva y le echamos un poco de sal. Este proceso es muy

personal, ya que a cada persona le gustan de una manera diferente: más o menos

cuajados, con puntilla o sin ella, a la plancha o fritos con mucho aceite… Después

freímos el jamón, que habremos cortado en tiras finas, y lo escurrimos sobre papel

absorbente. Finalmente montamos el plato, colocando un lecho de patatas y cebolla,

encima los huevos, y para terminar decoramos con unas tiras de jamón. El punto final se


lo damos aliñando todo con un chorrito de aceite aromatizado de trufa. Y ya está listo

para degustar.

Además de esta receta de huevos fritos, podemos hacer las variaciones que se nos

ocurran. Por ejemplo, batir los huevos y preparar una omelette o tortilla francesa con un

poco de aceite aromatizado, de forma que la tortilla entera tomará el aroma especial de

la trufa. Incluso, podemos añadir un poco de queso para que se funda con el calor.

Gracias a los aceites de oliva virgen extra aromatizados, la cocina gourmet está al

alcance de todos.

31 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
  • Twitter
  • LinkedIn

©2020 por Eira Foods Creative Culinary. Todos los derechos  Reservados